Document - Further information on UA 416/92 (AFR 51/05/92, 31 December) - Sierra Leone: death penalty / legal concern / fear of further executions: 26 people executed including: James Bambay Kamara, Lieutenant Colonel James Yaya Kanu and new names: Lieutenant M A Ja














EXTERNO (Para distribución general) Índice AI: AFR 51/01/93/s

11 de enero de 1993 Distr: AU/SC


Más información sobre AU 416/92 (AFR 51/05/92/s, 31 de diciembre de 1992)- Pena de muerte, preocupación jurídica y temor de nuevas ejecuciones


SIERRA LEONA:26 personas ejecutadas, entre ellas James Bambay Kamara, ex-ministro de Estado e inspector general de la Policía y el Teniente Coronel James Yaya Kanu


y nuevos nombres: se teme que hasta seis personas corran peligro de ser juzgadas sin las debidas garantías o de ser víctima de ejecución sumaria, entre ellas:

Teniente M.A. Jalloh

Cabo de Lanceros S.S. Koroma, alias Solo Donde

Ahmed Sesay, estudiante


y dos personas "buscadas" en relación con el presunto intento de golpe de Estado del 28 de diciembre de 1992:

Soldado Mohamed Osman Bangura

Cabo de Lanceros Saidu Kargbo

========================================================================================================


Amnistía Internacional teme que hasta seis personas -entre ellas el teniente M.A. Jalloh, el cabo de lanceros S.S. Koroma y Ahmed Sesay -, todas ellas detenidas tras un presunto intento de golpe de Estado ocurrido el 28 de diciembre de 1992, pueden correr riesgo de ejecución sumaria inminente tras ser juzgadas sin las debidas garantías ante un tribunal militar especial. La organización siente gran preocupación porque estos acusados pueden ser juzgados sin representación jurídica ante un tribunal militar especial y en caso de ser declarados culpables serían condenados a muerte sin derecho a recurrir contra sus declaraciones de culpabilidad y sus condenas. Amnistía Internacional también siente preocupación por otros dos miembros de las fuerzas armadas, el soldado Mohamed Osman Bangura y el cabo de lanceros Saidu Kargbo, "buscados" en relación con el presunto intento de golpe de Estado del 28 de diciembre de 1992 y quienes, en caso de ser detenidos, también correrían riesgo de ser juzgados sumariamente y ejecutados.


Un comunicado emitido por el gobierno de Sierra Leona el 31 de diciembre de 1992 afirmaba que dos personas, el teniente Jalloh y el cabo de lanceros Koroma, esperaban ser juzgados ante el tribunal militar especial en relación con el presunto intento de golpe de Estado del 28 de diciembre de 1992. Otros informes indican que otras cuatro personas -entre ellas el estudiante Ahmed Sesay- detenidas en relación con el presunto intento de golpe de Estado del 28 de diciembre de 1992 también pueden ser juzgadas muy pronto. El comunicado también afirmaba que se había ofrecido una recompensa a quien proporcionara información que facilitase la detención de dos miembros de las fuerzas armadas, el soldado Mohamed Osman Bangura y el cabo de lanceros Saidu Kargbo, buscados en relación con el presunto intento de golpe de Estado del 28 de diciembre de 1992. Amnistía Internacional teme que en caso de ser detenidos ellos también correrían riesgo de ejecución sumaria tras ser juzgados ante el tribunal militar especial.


El comunicado gubernamental del 31 de diciembre de 1992 confirma que 26 personas -entre ellas una mujer- sospechosas de participar en dos intentos de golpe de Estado distintos registrados el 21 de noviembre y el 28 de diciembre de 1992, fueron ejecutadas en Freetown, Sierra Leona, el 29 de diciembre de 1992 (rogamos tengan en cuenta la fecha corregida) tras ser juzgados ante un tribunal militar especial; Amnistía Internacional considera que estos juicios han estado muy lejos de cumplir las normas internacionales de justicia. El comunicado afirmaba que los 26 acusados habían sido declarados culpables de traición y condenados a morir mediante fusilamiento. Sus condenas fueron ratificadas por la autoridad confirmadora del Consejo de Gobierno Provisional Nacional (también conocido como el Consejo Supremo del Estado), el gobierno militar que asumió el poder en abril de 1992. El Consejo ordenó que las ejecuciones se llevaran a cabo inmediatamente. Entre los ejecutados se encontraban 17 miembros del ejército y de la policía y nueve civiles, entre ellos un periodista y una mujer.


Según los informes, el nuevo tribunal militar creado por decreto a mediados de diciembre de 1992 tiene poderes para juzgar una serie de delitos que incluyen traición, asesinato, robo a mano armada, incendio premeditado y sabotaje. Se compone de cuatro funcionarios del ejército o la policía, está presidido por un oficial del ejército cuyo rango ha de ser como mínimo teniente coronel y dispone de un asesor jurídico. Según los informes los acusados tienen derecho a ser representados por un abogado defensor. Sin embargo, según una organización local de derechos humanos de Sierra Leona, en la audiencia de las 26 personas juzgadas por el tribunal militar especial y posteriormente ejecutadas el 29 de diciembre de 1992 no estuvieron presentes ni el asesor jurídico ni los abogados defensores. Amnistía Internacional también siente especial preocupación porque los acusados no tuvieron ocasión de ejercer su derecho internacionalmente reconocido a apelar ante una jurisdicción superior independiente.


ACCIONES RECOMENDADAS: Telegramas, fax, télex, cartas urgentes, cartas por vía aérea, en inglés o en la propia lengua del remitente:


-reiterando su consternación ante la ejecución sumaria de 26 personas en Freetown el 29 de diciembre de 1992 tras ser juzgadas sin las debidas garantías ante un tribunal militar especial;


-expresando preocupación por los informes que indican que al menos otras seis personas, entre ellas el teniente M.A. Jalloh, el cabo de lanceros S.S. Koroma y el estudiante Ahmed Sesay, todas ellas detenidas tras un presunto intento de golpe de Estado registrado el 28 de diciembre de 1992, también pueden correr riesgo inminente de ejecución sumaria tras ser juzgadas sin las debidas garantías ante el mismo tribunal militar;


-expresando preocupación porque en caso de ser detenidos, dos miembros de las fuerzas armadas - el soldado Mohamed Osman Bangura y el cabo de lanceros Saidu Kargbo- también pueden correr riesgo de ejecución sumaria tras ser juzgados sin las debidas garantías ante el tribunal militar especial;


-instando al gobierno a que garantice que todas las personas acusadas en relación con hechos penales son juzgadas de acuerdo con las normas internacionales de justicia;


-solicitando la conmutación de todas las condenas a muerte aprobadas por los tribunales.


LLAMAMIENTOS A:


1) Captain Valentine E. Strasser

Chairman

Supreme Council of State

National Provisional Ruling Council

State House

Independence Avenue

Freetown, Sierra Leona

Telegramas: Captain Strasser, Chairman NPRC, Freetown, Sierra Leona

Télex: 3230

[Tratamiento: Dear Captain Strasser / Capitán Strasser]

2) Lieutenant Solomon A.J. Musa

Vice-Chairman

Supreme Council of State

National Provisional Ruling Council

State House

Independence Avenue

Freetown, Sierra Leona

Telegramas: Lieutenant Musa, Vice-Chairman NPRC, Freetown, Sierra Leona

Télex: 3230

[Tratamiento: Dear Lieutenant Musa / Teniente Musa]

COPIAS A:


Mr Arnold Bishop-Gooding

Attorney General and Minister of Justice

Ministry of Justice

Guma Building

Lamina Sankoh Street

Freetown, Sierra Leona

Captain Julius Maada Bio

Liaison officer for Finance, Foreign Affairs and Information

State House

Independence Avenue

Freetown, Sierra Leona

Organización de derechos humanos:

Society for the Preservation of Human Rights in Sierra Leone

PMB 915

Freetown, Sierra Leona

Periódicos:

Daily Mail, PO Box 53, Freetown, Sierra Leona

The Chronicle, 42B Waterloo Street, Freetown, Sierra Leona

For Di People, 1 Short Street, Freetown, Sierra Leona

The Globe, 14a Lightfoot Boston Street, Freetown, Sierra Leona

The New Citizen, 5 Hannah Benka-Coker Street, Freetown, Sierra Leona

The Vision, 60 Old Railway Line, Brookfields, Freetown, Sierra Leona


y a la representación diplomática acreditada de Sierra Leona en el país del remitente.


SE RUEGA ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS INMEDIATAMENTE. Consulten con el Secretariado Internacional o con la oficina de la Sección si los envían después del 22 de febrero de 1993.

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE