Taiwán - Informe 2008 Amnistia Internacional

حقوق الإنسان في Taiwán

منظمة العفو الدولية  تقرير 2013


The 2013 Annual Report on
تايوانالصادر حديثاً

Jefe del Estado : Chen Shui-bian
Jefe del gobierno : Chang Chun-hsiung (sustituyó a Su Tseng-chang en mayo)
Pena de muerte : retencionista

Aparte de realizar algunos cambios legislativos, las autoridades no introdujeron reformas significativas en materia de derechos humanos.

Información general

En julio, las autoridades excarcelaron a alrededor de 10.000 presos y presas en virtud de un decreto de indulto para personas condenadas por infracciones que ya habían cumplido la mitad de la pena.

Se organizaron actos públicos para conmemorar el 60 aniversario del «Incidente 228», la brutal represión militar de las protestas públicas celebradas en febrero de 1947, en las que miles de personas murieron o resultaron heridas.

Pena de muerte

Durante 2007 no se llevaron a cabo ejecuciones. Cinco personas fueron condenadas a muerte y se unieron al número de reclusos condenados a la pena capital, que oscilaba entre 70 y 100.

En respuesta a las iniciativas en favor de la eliminación de la pena de muerte, el presidente hizo hincapié en la necesidad de un acercamiento gradual a la abolición a fin de lograr el consenso en el ámbito nacional. El Ministerio de Justicia elaboró un informe de investigación en el que se analizaban las medidas necesarias para la abolición, pero el documento no se hizo público.

  • Chong De-shu, cuya orden de ejecución se había firmado a finales de 2006, continuaba condenado a muerte. En marzo, Chang Pao-hui intentó suicidarse en la prisión de Hualien ingiriendo 13 pilas eléctricas, al parecer porque se sentía incapaz de soportar la tensión que suponía esperar su ejecución.
  • En junio, el Tribunal Superior de Taiwán condenó de nuevo a muerte a Liu Bing-lang, Su Chien-ho y Chuang Lin-hsun, conocidos como el «trío de Hsichih», anulando así el fallo de no culpabilidad que había dictado en 2003. La resolución es el resultado del decimoprimer juicio en relación con los cargos por asesinato dictados en su contra en 1991. En noviembre, el Tribunal Supremo rechazó el fallo y devolvió la causa al Tribunal Superior para que celebrase un nuevo juicio. El caso se basaba casi por completo en sus confesiones, que, al parecer, la policía había extraído bajo tortura.

Libertad de expresión

Activistas de derechos humanos continuaron haciendo campaña por la reforma de la Ley de Reuniones y Manifestaciones. Esta ley exigía un permiso de la policía para celebrar manifestaciones públicas, y se utilizaba para reprimir las protestas sobre tasas estudiantiles, problemas medioambientales y otras cuestiones.

  • Varios manifestantes fueron detenidos y hostigados por la policía por protestar contra el desalojo de alrededor de 300 personas ancianas residentes en la Leprosería Lo-sheng, en Taipei. El gobierno tenía previsto demoler las instalaciones con el fin de ganar espacio para un sistema de transporte público.

Violencia contra las mujeres

En marzo, la asamblea legislativa aprobó diversas modificaciones de la Ley de Prevención de la Violencia Doméstica y amplió el alcance de la ley para incluir a las personas del mismo sexo que vivían juntas y a las parejas que cohabitaban sin estar casadas. Según los informes, continuaban entrando en Taiwán mujeres objeto de trata, a menudo para trabajar en la industria del sexo.

Informe de Amnistía Internacional