تقرير منظمة العفو الدولية لعام  2013
حالة حقوق الإنسان في العالم

بيان صحفي

17 أبريل 2013

Haití: Manifestante "muerto por golpes de la policía" tras el ataque a un campamento

Es preciso investigar de manera exhaustiva e imparcial las denuncias que afirman que un hombre murió tras ser golpeado por la policía cuando participaba en una protesta contra el ataque incendiario de que fue objeto un campamento de desplazados en la capital de Haití, Puerto Príncipe. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional. 

Civil Merius, residente del campamento, fue golpeado, según los informes, al ser detenido por la policía el lunes, tras protestar por el ataque incendiario y por la falta de respuesta de la policía. Murió más tarde bajo custodia policial. 

Otro residente del campamento, Darlin Lexima, que dijo a Amnistía Internacional que no había participado en la protesta, fue golpeado y luego puesto bajo custodia. Quedó en libertad sin cargos el martes por la tarde. 

El ataque incendiario tuvo lugar menos de 48 horas después de que el presunto propietario de una parte de la tierra en la que se ubica el campamento dijera a los residentes que utilizaría “todos los medios posibles para desalojarlos”.

“Este terrible suceso da testimonio de las consecuencias de los desalojos forzosos que se producen constantemente en Haití”, ha manifestado Javier Zúñiga, asesor especial de Amnistía Internacional. “Las autoridades haitianas deben llevar a cabo una investigación exhaustiva, inmediata, imparcial e independiente sobre la muerte de Civil Merius, la paliza de Darlin Lexima, el ataque incendiario y las amenazas de desalojo forzoso.”

Amnistía Internacional ha sabido que el abogado de las víctimas siente especial preocupación respecto a la capacidad del sistema de justicia de Haití de investigar el homicidio. En los meses anteriores, no han podido realizarse autopsias, tras muertes sospechosas, por falta de recursos humanos y materiales. 

“Por desgracia, este suceso es ilustrativo de la situación de impotencia en la que se encuentran miles de personas que siguen viviendo en los campamentos de desplazados. Es crucial que las autoridades haitianas utilicen todos los recursos disponibles para investigar estos hechos de acuerdo con las normas internacionales”, ha manifestado Javier Zúñiga. 

El ataque incendiario comenzó hacia las dos de la madrugada del lunes, cuando un grupo de personas no identificadas que viajaban en motocicletas prendió fuego al Campo Acra et Adoquin Delmas 33, un campamento temporal que, según los residentes, alberga a más de 30.000 personas en el municipio de Delmas, en Puerto Príncipe.

Los atacantes incendiaron unas siete tiendas, pero los residentes consiguieron apagar el fuego y nadie resultó herido. Los residentes a continuación acudieron a la comisaría de policía cercana, en Delmas 33, para pedir ayuda policial. Cuando los policías se negaron a acompañarlos, alegando falta de recursos, se desató una protesta espontánea. 

Una delegación de Amnistía Internacional que se encuentra actualmente en Haití habló con testigos que confirmaron la historia. También habló con Darlin Lexima mientras estaba bajo custodia policial, y observó que tenía contusiones en el pecho, la mejilla y la oreja izquierda. También tenía el brazo derecho hinchado.

La delegación se encuentra en Haití para presentar un informe detallado sobre los desalojos forzosos que están teniendo lugar en campamentos de desplazados del país en los que siguen viviendo víctimas del terremoto de 2010. El informe se publicará el martes 23 de abril.

AI Index: PRE01/180/2013
المنطقة الأمريكتان
البلد هايتي
For further information, contact مكتب الإعلام الدولي

مكتب الإعلام الدولي

هاتف : +44 (0) 20 7413 5566
الساعة 9:30 حتي 17:00 بتوقيت جرينتش يوم الاثنين الى الجمعة
هاتف : +44 (0) 777 847 2126
الخط المفتوح 24 ساعة في اليوم
فاكس : +44 (0) 20 7413 5835
مكتب الإعلام الدولي
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
بريطانيا
لمتابعة المكتب الدولي للاعلام على تويتر
@amnestypress