تقرير منظمة العفو الدولية لعام  2013
حالة حقوق الإنسان في العالم

بيان صحفي

3 أكتوبر 2012

Sudán del Sur: Fuerzas militares y policiales disparan y violan a civiles en Jonglei

Sudán del Sur debe tomar medidas inmediatas para poner fin a las violaciones de derechos humanos –incluidos disparos, torturas y violencia sexual– que están cometiendo las fuerzas de seguridad encargadas de llevar a cabo una campaña de desarme civil en el estado de Jonglei; así lo ha afirmado hoy Amnistía Internacional en un nuevo informe.
 
El Ejército de Sudán del Sur y la Fuerza Auxiliar del Servicio de Policía de Sudán del Sur han cometido estos abusos durante la Operación Restablecer la Paz, promovida por el gobierno en marzo de 2012.
 
“En lugar de llevar seguridad a la región, el Ejército de Sudán del Sur y las fuerzas auxiliares de policía han cometido terribles violaciones de derechos humanos, y las autoridades apenas hacen nada para impedir los abusos”, ha manifestado Audrey Gaughran, directora del Programa de Amnistía Internacional para África.
 
“Las autoridades han admitido la culpabilidad de individuos en estas violaciones de derechos humanos y afirman que no es representativa de la conducta del Ejército de Sudán del Sur en su conjunto, pero esto no puede servir para justificar los abusos o la incapacidad de abordarlos debidamente.”
 
Investigadores de Amnistía Internacional desplazados hasta algunos de los pueblos más remotos del condado de Pibor, en el sureste del estado de Jonglei, entrevistaron a decenas de personas que describieron actos de tortura y abusos contra civiles –incluso contra bebés de 18 meses de edad–, además del saqueo de sus bienes y la destrucción de sus cultivos.
 
Los investigadores hablaron con una mujer cuyo hermano había muerto abatido a tiros por un presunto jefe de policía auxiliar delante de la casa de ambos, y también con dos hombres que habían sufrido una emboscada y disparos a manos de soldados. Ninguno de los hombres contra los que dispararon iba armado.
 
Amnistía Internacional documentó asimismo informes verosímiles de violación e intento de violación por parte de las fuerzas del Ejército de Sudán del Sur. Una mujer de avanzada edad explicó que un soldado había violado a su hija mientras otros soldados las golpeaban a ella y a su nieta con grandes palos. Su nieta quedó inconsciente.
 
Según contaron civiles a Amnistía Internacional, en muchos pueblos los soldados habían regresado a la zona en dos o tres ocasiones para desarmar a la población. En el pueblo de Thangajon, por ejemplo, los soldados volvieron dos veces en julio y una en agosto.
 
K.E., madre de cuatro hijos, contó lo siguiente: “Estaba en casa junto a otras cinco mujeres y nuestros hijos. Nos ordenaron que entregáramos las armas y, cuando dijimos que no teníamos, nos golpearon con palos. Nos llevaron a las piletas que hay detrás de nuestras casas. Un soldado me puso la bota en el cuello para que no pudiera levantar la cabeza y otro me pisó la espalda para que no pudiera incorporarme. La esposa de mi hermano estaba inconsciente”.
 
Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades de Sudán del Sur que lleven a cabo investigaciones independientes e imparciales sobre las denuncias de ataques contra civiles cometidos por miembros de las fuerzas armadas y que vigilen eficazmente el proceso de desarme civil.
 
Según ha tenido conocimiento Amnistía Internacional, hay cinco soldados detenidos en el condado de Pibor por presuntos actos de violación y asesinato. Debido a la ausencia de auditor militar, fiscal civil y juez en Pibor, las investigaciones y juicios no han prosperado.
 
Como ha señalado Audrey Gaughran, “se debe exigir plena rendición de cuentas a los miembros de las fuerzas de seguridad que cometen actos de violencia tan terribles”.
 
Amnistía Internacional ha pedido asimismo a la Misión de la ONU en Sudán del Sur que redoble sus esfuerzos para proteger a la población civil, lo que incluye enviar tropas de mantenimiento de la paz a zonas con un elevado potencial de violaciones de derechos humanos por parte del Ejército de Sudán del Sur.

AI Index: PRE01/461/2012
المنطقة أفريقيا
البلد South Sudan
For further information, contact مكتب الإعلام الدولي

مكتب الإعلام الدولي

هاتف : +44 (0) 20 7413 5566
الساعة 9:30 حتي 17:00 بتوقيت جرينتش يوم الاثنين الى الجمعة
هاتف : +44 (0) 777 847 2126
الخط المفتوح 24 ساعة في اليوم
فاكس : +44 (0) 20 7413 5835
مكتب الإعلام الدولي
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
بريطانيا
لمتابعة المكتب الدولي للاعلام على تويتر
@amnestypress