ميانمار

حقوق الإنسان في República de la Unión de Myanmar

منظمة العفو الدولية  تقرير 2013


The 2013 Annual Report on
ميانمارالصادر حديثاً

Jefe del Estado y del gobierno
Thein Sein (sustituyó al general Than Shwe, ex jefe del Estado, en marzo)
Pena de muerte
abolicionista en la práctica
Población
48,3 millones
Esperanza de vida
65,2 años
Mortalidad infantil (‹5 años)
71,2 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada
92 por ciento

Información general

El Parlamento de Myanmar, elegido en noviembre de 2010, se reunió el 31 de enero y votó a Thein Sein como presidente del gobierno –el primero de carácter civil en decenios– que se formó el 30 de marzo. En julio y agosto, la líder de la oposición Daw Aung San Suu Kyi salió de Yangón por primera vez desde 2003. Se reunió con el ministro de Trabajo Aung Gyi en cuatro ocasiones a lo largo del año y con el presidente Thein Sein en agosto. A comienzos de ese mes, el gobierno llevó a cabo una serie de reformas políticas y económicas limitadas. Dejó en libertad al menos a 313 personas encarceladas por motivos políticos, relajó ligeramente la censura sobre los medios de comunicación, aprobó mejoras en la legislación laboral y creó la Comisión Nacional de Derechos Humanos. En septiembre, alegando la oposición interna al proyecto, el gobierno suspendió la construcción del polémico embalse de Myitsone, respaldado por China, en el estado de Kachin. Según informes, también dejó de exigir que los grupos armados de minorías étnicas se convirtiesen en Fuerzas de Guardas de Fronteras oficiales. En noviembre, la Liga Nacional para la Democracia volvió a registrarse como partido político, y su líder Aung San Suu Kyi anunció su intención de presentarse como candidata al Parlamento en las elecciones parciales de 2012. Ese mismo mes, el Parlamento también aprobó una ley que permitía las protestas pacíficas en determinadas condiciones.

Top of page

Conflicto armado interno

La intensidad del conflicto armado que se inició en el estado de Kayin (Karen) y la región de Tanintharyi a finales de 2010 fue en aumento a lo largo del año. En marzo, el conflicto entre el ejército de Myanmar y diversos grupos armados de minorías étnicas se intensificó en el estado de Shan. En junio, el ejército rompió el alto el fuego con el Ejército Independentista Kachin, en el estado de Kachin, que se había prolongado durante 17 años. En los estados de Kayah (Karenni) y Mon continuaron o se reanudaron conflictos de menor envergadura.

En todos estos conflictos, el ejército de Myanmar lanzó ataques indiscriminados que provocaron víctimas civiles, y en ocasiones atacó directamente a civiles de minorías étnicas. Según informes creíbles, en el estado de Kayin y en zonas limítrofes de las divisiones de Bago y Tanintharyi el ejército recurrió a reclusos para utilizarlos como porteadores, escudos humanos y en la remoción de minas. Según fuentes procedentes del estado de Kachin, en esa zona se registraron ejecuciones extrajudiciales, muertes de menores de edad en bombardeos indiscriminados, trabajos forzosos, y destrucción o confiscación ilegítima de bienes y alimentos. Los civiles shan fueron víctimas de tortura, detención arbitraria y traslado forzoso, y, según informes, hubo civiles de etnia shan y kachin que sufrieron agresiones sexuales a manos de soldados. En agosto, grupos armados de minorías étnicas, algunos de los cuales habían cometido abusos, rechazaron la oferta del gobierno de mantener negociaciones entre cada grupo armado y el gobierno regional pertinente, en vez de entre una alianza de estos grupos y el gobierno federal. Sin embargo, varios grupos acordaron ceses de hostilidades con el ejército a lo largo del año. En septiembre, el ejército intensificó los combates en los estados de Kachin y Shan, vulnerando el derecho internacional humanitario y de los derechos humanos. Algunos de estos actos constituyeron crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad.

  • El 7 de junio, una niña de siete años murió en la localidad de Mae T’lar, en el municipio de Kawkareik, estado de Kayin, cuando el ejército bombardeó la localidad con morteros.
  • El 16 de junio, unos soldados que se encontraban en el municipio de Hsipaw, estado de Shan, dispararon y mataron a tres civiles: un hombre de 35 años, una mujer de 70 y una niña de 13.
  • El 18 de septiembre, en el municipio de Kyethi, estado de Shan, unos soldados obligaron a como mínimo 10 monjes locales a actuar como escudos humanos durante una operación de entrega de suministros a otras tropas que se hallaban en la zona.
  • El 12 de octubre, una niña de 16 meses murió a causa de los disparos indiscriminados de soldados que irrumpieron en una localidad del municipio de Mansi, en el distrito de Bhamo, estado de Kachin.
  • Desde el 28 de octubre, y durante varios días, una mujer kachin de 28 años estuvo detenida y fue víctima de violación colectiva por parte de soldados en la localidad de Hkai Bang, distrito de Bhamo, municipio de Sub-Loije, estado de Kachin.
  • El 12 de noviembre, soldados del ejército de Myanmar ejecutaron extrajudicialmente a cuatro combatientes del Ejército Independentista Kachin capturados y torturaron a otros cuatro en la localidad de Nam Sang Yang, municipio de Waingmaw, estado de Kachin.
Top of page

Desplazamientos forzados y personas refugiadas

Los enfrentamientos en zonas habitadas por minorías étnicas provocaron el desplazamiento de aproximadamente 30.000 personas en el estado de Shan y de una cantidad similar en el estado de Kachin o cerca de él. En la mayoría de los casos, el ejército de Myanmar las obligó a abandonar sus casas y tierras. La mayoría de las personas o familias no podían o no querían marcharse de Myanmar, por lo que se convirtieron en desplazados internos. Además, unas 36.000 personas ya habían quedado desplazadas en el estado de Kayin. Según informes, durante los 12 meses previos al mes de julio, 112.000 se vieron obligadas a abandonar sus hogares en Myanmar, la cifra más elevada de los últimos 10 años.

  • En marzo, el ejército obligó a unas 200 familias del municipio de Nansang, estado de Shan, a cambiar de residencia, como parte de los preparativos para la construcción de una nueva base de mando regional.
  • En abril, unos soldados incendiaron unas 70 casas en siete localidades del municipio de Mong Pieng, estado de Shan, acusando a los residentes de apoyar a un grupo armado.
  • En mayo, 1.200 refugiados del municipio de Kyain Seikgyi, en el estado de Kayin, huyeron a Tailandia.

En muchos casos, las autoridades impidieron que los organismos de ayuda humanitaria entrasen en las zonas afectadas por el conflicto y pudieran llegar a decenas de miles de personas desplazadas por los combates o el ejército, sobre todo en los campos de la frontera de Myanmar con China. En el estado de Chin y otras zonas habitadas por minorías étnicas, el gobierno conservaba procedimientos administrativos prolongados y complejos para obtener permisos de viaje, tanto para los organismos de ayuda humanitaria ya presentes en la zona como para los que solicitaban autorización para trabajar en el país por primera vez.

La minoría étnica rohingya continuó sufriendo discriminación y represión, fundamentalmente en el estado de Rajine, y sus integrantes seguían sin ser reconocidos como ciudadanos. Como consecuencia, muchos de ellos continuaban abandonando Myanmar por su cuenta o eran sacados del país clandestinamente, bien por tierra hacia Bangladesh o en embarcaciones durante la “temporada de vela”, en los primeros y últimos meses del año.

Top of page

Trabajo forzoso

En junio, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló que no se habían registrado “progresos sustantivos” en el cumplimiento de las recomendaciones sobre trabajo forzoso formuladas por su Comisión de Encuesta en 1998. El 12 de agosto, el ministro de Información Kyaw Hsan afirmó que en Myanmar “apenas existía trabajo forzoso”. En noviembre, la OIT afirmó que, desde marzo, las denuncias sobre trabajo forzoso en Myanmar habían aumentado hasta llegar a una media de 30 al mes, en comparación con las 21 denuncias mensuales registradas durante ese mismo periodo en 2010, las 10 al mes de 2009 y las 5 al mes tanto en 2008 como en 2007. Aproximadamente el 75 por ciento de estas denuncias estaban relacionadas con el reclutamiento de menores de edad para el ejército, y el resto tenía que ver con la trata de personas con fines de trabajo forzoso y con el trabajo forzoso en las fuerzas armadas. Los sindicalistas y presos políticos U Thurein Aung, U Wai Lin, U Nyi Nyi Zaw, U Kyaw Kyaw, U Kyaw Win y U Myo Min continuaban encarcelados, al igual que otros 16, según informes.

  • En octubre, las fuerzas de seguridad de fronteras de Myanmar obligaron a habitantes del municipio de Maungdaw, en el estado de Rajine, a realizar trabajos de construcción en un campamento militar.
  • Según los informes, en agosto y principios de septiembre, una autoridad gubernamental del estado de Chin ordenó a los funcionarios que realizasen trabajo forzoso manual en la capital, Hakha.
Top of page

Libertad de religión o creencias

Todos los grupos religiosos de Myanmar sufrieron la vulneración de su derecho a la libertad de religión. Se seguía deteniendo, sometiendo a malos tratos y hostigando a monjes budistas que participaron en las manifestaciones antigubernamentales de 2007. Musulmanes rohingyas fueron objeto de represión y obligados a reasentarse por motivos religiosos y étnicos. Se destruyeron o trasladaron lugares de culto cristianos.

  • El 9 de agosto, unos soldados incendiaron el monasterio de Mong Khawn, en el municipio de Mansi, estado de Kachin, porque, al parecer, sospechaban que los monjes habían prestado apoyo al Ejército Independentista Kachin.
  • El 10 de septiembre, las autoridades de la localidad de Htantlang, en el municipio de Htantlang, estado de Chin, prohibieron a un predicador cristiano de etnia chin que hablase en una iglesia local y le ordenaron que abandonase la zona.
  • El 14 de octubre, las autoridades del municipio de Hpakant, en el estado de Kachin, establecieron que las iglesias cristianas locales debían solicitar autorización con un mínimo de 15 días de antelación para llevar a cabo muchas de sus actividades religiosas.
  • El 6 de noviembre, unos soldados abrieron fuego sobre una iglesia cristiana de la localidad de Muk Chyik, en el municipio de Waingmaw, estado de Kachin, e hirieron a varios fieles.
Top of page

Impunidad

Seguían sin ser procesados militares y funcionarios del Estado que cometieron violaciones de derechos humanos, algunas de ellas de forma sistemática y generalizada. El artículo 445 de la Constitución de 2008 establecía la impunidad total por las violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado. En septiembre, el presidente nombró una Comisión Nacional de Derechos Humanos con el mandato de, entre otras cosas, recibir e investigar las denuncias relacionadas con los derechos humanos, pero el sistema de justicia de Myanmar seguía mostrando ausencia de imparcialidad e independencia con respecto al gobierno. En enero, el gobierno afirmó que no eran “habituales los casos de impunidad por violaciones de derechos humanos” en Myanmar.

Top of page

Personas detenidas por motivos políticos

En mayo, el gobierno de Myanmar dejó en libertad al menos a 72 presos políticos, al aplicar una reducción de un año a todas las condenas a prisión en el país. Otros 241 presos políticos quedaron en libertad en octubre. Sin embargo, pocas de las personas que recuperaron la libertad pertenecían a minorías étnicas. Continuaron recluidas por motivos políticos más de 1.000 personas, algunas de las cuales eran presos de conciencia, pero la opacidad del sistema penitenciario de Myanmar, las discrepancias en la definición de preso político y las continuas detenciones impidieron conocer las cifras reales.

  • En febrero, un tribunal condenó a Maung Maung Zeya, periodista de Democratic Voice of Burma –un medio de comunicación radicado en el extranjero– a 13 años de prisión por actividades pacíficas.
  • El 26 de agosto, Nay Myo Zin, ex oficial de las fuerzas armadas y miembro de un grupo de donación de sangre afín a la Liga Nacional para la Democracia, fue condenado a 10 años de cárcel por ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión.
  • El 14 de septiembre, Sithu Zeya, periodista de Democratic Voice of Burma que ya se encontraba cumpliendo una condena de 8 años de prisión, fue condenado a otros 10 años con arreglo a la Ley de Transacciones Electrónicas.

Las personas recluidas por motivos políticos seguían siendo objeto de penas crueles, inhumanas y degradantes, y sufriendo condiciones penitenciarias sumamente deficientes.

  • En febrero, Htet Htet Oo Wei, afectada por diversos problemas de salud, quedó recluida en régimen de aislamiento, según informes porque hacía demasiado ruido. No le permitían recibir paquetes ni visitas de familiares.
  • En febrero, las autoridades de la prisión de Insein, en Yangón, recluyeron al preso político Phyo Wei Aung en régimen de aislamiento durante un mes porque se quejó acerca de compañeros internos que acosaban a otros presos.
  • En mayo, al menos 20 personas encarceladas por motivos políticos en la prisión de Insein iniciaron una huelga de hambre en protesta por el número limitado de excarcelaciones de presos políticos autorizadas por el gobierno ese mes y para exigir mejores condiciones penitenciarias. Como castigo, a siete presos los recluyeron en celdas para perros.
  • En julio, las autoridades de la prisión de Monywa, en la división de Sagaing, retiraron los derechos de visita a Nobel Aye (también conocida como Hnin May Aung) por instar a varios altos cargos a que retiraran unas recientes declaraciones en las que afirmaban que en Myanmar no había presos políticos.
  • En octubre, 15 presos políticos de la prisión de Insein iniciaron una huelga de hambre para protestar contra la negativa a conceder beneficios de reducción de condena a las personas encarceladas por motivos políticos, a diferencia de lo que ocurría con las recluidas por delitos comunes. Según informes, a algunos huelguistas no les permitieron beber agua y los sometieron a otros malos tratos. Ocho de ellos fueron recluidos en celdas para perros.
  • En octubre se tuvieron noticias de que U Gambira, monje budista y líder de las manifestaciones antigubernamentales de 2007, se encontraba gravemente enfermo y estaba recluido en régimen de aislamiento. Llevaba un tiempo sufriendo dolores de cabeza, posiblemente a consecuencia de las torturas sufridas en prisión en 2009. Según informes, las autoridades penitenciarias le inyectaban fármacos sedantes periódicamente.
Top of page

Escrutinio internacional

En enero, Myanmar se sometió al examen periódico universal de la ONU, en el que se evaluó su historial en materia de derechos humanos. En marzo, Letonia y Dinamarca sumaron su apoyo a la creación de una comisión de investigación de la ONU sobre crímenes de derecho internacional en Myanmar, lo que elevó a 16 el número de países que apoyaba la iniciativa. A pesar de que la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) había pedido en enero que se levantasen las sanciones económicas impuestas a Myanmar, la Unión Europea y Estados Unidos ampliaron sus sanciones. Sin embargo, en abril la Unión Europea suavizó las restricciones de viaje contra 24 altos cargos myanmaros. En mayo y octubre, el asesor especial del secretario general de la ONU sobre Myanmar visitó el país.

El presidente Thein Sein visitó China en mayo e India en octubre. En agosto visitó el país el relator especial de la ONU sobre los derechos humanos en Myanmar, al que se había denegado el visado unos meses antes y también en 2010. El representante especial y coordinador de políticas de Estados Unidos sobre Birmania visitó el país en septiembre, octubre y noviembre. En septiembre, por primera vez desde 2005, el Comité Internacional de la Cruz Roja recibió autorización para realizar un estudio técnico dirigido por personal internacional en tres prisiones de Myanmar. En noviembre, tras un año de debates, Myanmar fue designada para ocupar la presidencia de la ASEAN para 2014. En diciembre, por primera vez en más de 50 años, la secretaria de Estado estadounidense visitó Myanmar.

Top of page