تقرير منظمة العفو الدولية لعام  2013
حالة حقوق الإنسان في العالم

بيان صحفي

21 يوليو 2009

Maldivas: Más de un centenar de personas en peligro de flagelación

Amnistía Internacional ha tenido conocimiento de que al menos 180 personas se exponen a ser flageladas en Maldivas como castigo por mantener relaciones sexuales extramatrimoniales.

La gran mayoría de las personas sometidas a flagelación en Maldivas son mujeres, aunque esta pena se puede imponer tanto a mujeres como a hombres. Los datos oficiales más recientes sobre la flagelación proporcionados por el Departamento de Administración Judicial datan de 2006 y muestran que, del total de 184 personas condenadas a flagelación aquel año, 146 eran mujeres.

Amnistía Internacional pide al gobierno de Maldivas que cese de inmediato esta pena inhumana y degradante.

Amnistía Internacional ha recibido informes fidedignos que indican que una joven de 18 años fue flagelada en público el 5 de julio. La joven recibió 100 azotes tras ser acusada de mantener relaciones sexuales con dos hombres fuera del matrimonio. Según la información publicada en la prensa local, la joven se desmayó tras ser flagelada, y fue llevada al hospital para recibir atención médica.

La pena de flagelación contra esta joven, que en el momento de dictarse la condena estaba embarazada, se aplazó hasta después de que hubiera dado a luz. El tribunal resolvió que el embarazo demostraba su culpabilidad. Los hombres implicados en el caso fueron absueltos.

“Amnistía Internacional se opone a la flagelación; es una pena cruel, inhumana y degradante, prohibida por el derecho internacional de los derechos humanos. Es una práctica humillante que, durante años, deja secuelas físicas y psicológicas en quien la sufre. La intensidad del dolor y del sufrimiento convierten a menudo de hecho esta pena en una forma de tortura”, ha manifestado Abbas Faiz, investigador de Amnistía Internacional sobre Maldivas.

El gobierno de Maldivas está obligado a abolir la flagelación, de acuerdo con los instrumentos internacionales de derechos humanos de los que es signatario, como la Convención contra la Tortura y su Protocolo Facultativo.

“En virtud del derecho internacional, el gobierno debe garantizar que nadie es condenado a flagelación y que esta pena no se ejecuta contra ninguna persona”, ha manifestado Abbas Faiz.

Amnistía Internacional pide al gobierno de Maldivas que dicte una suspensión urgente de la pena de flagelación, con vistas a su abolición final.

 

المنطقة آسيا والباسيفك
البلد ملديف
For further information, contact مكتب الإعلام الدولي

مكتب الإعلام الدولي

هاتف : +44 (0) 20 7413 5566
الساعة 9:30 حتي 17:00 بتوقيت جرينتش يوم الاثنين الى الجمعة
هاتف : +44 (0) 777 847 2126
الخط المفتوح 24 ساعة في اليوم
فاكس : +44 (0) 20 7413 5835
مكتب الإعلام الدولي
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
بريطانيا
لمتابعة المكتب الدولي للاعلام على تويتر
@amnestypress